Caldera de biomasa, una gran alternativa.

¿Estás pensando en adquirir una caldera de biomasa? La biomasa tiene grandes ventajas y en muchas situaciones es la mejor opción. A través del siguiente artículo te contamos sus principales características.

 

¿Qué es una caldera de biomasa?

Una caldera de biomasa es aquella que utiliza combustibles que provienen de fuentes renovables como por ejemplo: pellets de madera procedentes de residuos forestales o de industrias madereras, leña, carcasas de frutos secos o huesos de aceitunas.

 

¿Cómo es una caldera de biomasa?

Una caldera de biomasa tiene una composición diferente en comparación con calderas de combustibles sólidos, lo que conlleva que sean máquinas de mayor coste.

La caldera de biomasa necesita un silo para almacenar el biocombustible que consume. El poder calorífico de la biomasa es menor que el del gasoil o el gas, es decir, un kilogramo de pellet puede llegar a tener la mitad de poder calorífico que un litro de gasoil. Eso quiere decir que, para generar la misma cantidad de calor necesitamos más combustible. Además, para un correcto funcionamiento, la biomasa debe de introducirse a  45 grados de inclinación.

Sin entrar en complejidades técnicas, la cámara de combustión de la caldera tiene tres zonas. En la primera, el combustible se mezcla con el aire primario convirtiendo la biomasa en gas. En la segunda, podemos observar una llama y es donde entra el aire secundario. Y, por último, en el resto de la cámara donde ya no hay llama visible, se sigue produciendo combustión. Debido al proceso anterior, es necesario utilizar materiales resistentes y costosos en la construcción de las cámaras de combustión.

Como la biomasa es quemada, las calderas producen ceniza. Normalmente las calderas tienen sistemas de recogida automática de la ceniza y esta debe de ser retirada varias veces a lo largo del año.

Otro elemento que puede tener la caldera de biomasa es un acumulador de calor similar al que utilizan los sistemas de energía solar. Esto dependerá del fabricante, pero es una buena opción para optimizar el funcionamiento de la caldera.

En resumen, una caldera de biomasa tiene más elementos que una caldera fósil y por ello el coste es mayor. Pero, ¿es interesante usar una caldera de biomasa? La respuesta es, absolutamente sí.

caldera de biomasa

Tipos de calderas de biomasa.

Podemos hablar de tipos de caldera de biomasa en función del combustible que quemen.

  • Calderas de pellets. Sólo admiten pellets y son buenas opciones para viviendas donde el espacio es reducido ya que su eficiencia es alta.
  • Calderas policombustibles. Son muy versátiles, ya que nos permiten utilizar combustibles de todo tipo: pellets, huesos de aceituna, cascaras de frutos, maíz, etcétera. Incluso pueden admitir algún complemento para quemar leña. Esta opción es interesante, para poder tener flexibilidad en función de la fluctuación de los precios.
  • Calderas de leña. Sólo se alimentan de leña, tienen un gran rendimiento, vida útil y es una buena opción de ahorro.

 

Rentabilidad de una caldera de biomasa.

Los precios de una caldera de biomasa para uso en una vivienda pueden oscilar entre 3.000€ y 5.000€ dependiendo de la potencia y del rendimiento. Dado que una caldera de otros combustibles, como gasoil o gas, puede oscilar entre 1.200€ y 2.500€, la inversión inicial es uno de los inconvenientes.

Ahora debemos de estimar lo que nos va a costar el cada Kwh, dependiendo del combustible a utilizar. Aquí es donde hasta la fecha, la biomasa gana con contundencia a los combustibles fósiles. A lo largo de los años registrados, el precio del gasoil lo podemos situar en 0,100 €Kwh, el gas natural 0,065 €Kwh y el pellet a granel 0,040 €Kwh. Con estos datos, en función del consumo que necesitemos cubrir, la inversión de una caldera de biomasa se puede llegar a cubrir a partir del tercer año. Cabe señalar que la biomasa no ha tenido un incremento de precio tan grande a lo largo de los años como los combustibles fósiles.

 

Ventajas e inconvenientes de las calderas de biomasa.

Ventajas:

  • El precio de las biomasa es más barato y no depende de mercados extranjeros, con lo que a medio-largo plazo es rentable.
  • La biomasa no genera olores desagradables, ni tiene peligro de escapes.
  • Se puede almacenar de forma segura.
  • Pagas por lo consumido y no tienes cuotas fijas del suministrador.
  • Posibilidad de cambiar de suministrador y del tipo de combustible.
  • Es una energía respetuosa con el medio ambiente y ayuda a solucionar un problema, ya que conseguimos generar energía a partir de residuos.
  • Genera puestos de trabajo en el ámbito local.

 Inconvenientes:

  • Necesitamos una fuerte inversión económica en comparación con otros sistemas.
  • La caldera necesita más espacio que otros sistemas.
  • El poder calorífico de la biomasa y el rendimiento de las calderas son algo menores que en sistemas sólidos, necesitando mayor cantidad de combustible.
  • Debemos de prever la carga del combustible. En función del espacio y de la inversión podemos optar por carga manual o por carga automática desde un silo.
  • Los sistemas de alimentación de combustible y eliminación de cenizas son más complejos y requieren unos mayores costes de operación y mantenimiento.

Cada caso requiere un tipo de caldera. Queda totalmente demostrado que las calderas de biomasa poseen grandes ventajas, especialmente en ámbitos rurales. Desde rural.metria analizamos los pros y los contras de cada situación, ¿cuál es la tuya?

3 Comments for “Caldera de biomasa, una gran alternativa.”

Beatríz

says:

Se puede poner estufa de pellets en una peluquería?

Ksado

says:

Buenos días Beatriz, habría que estudiar el caso. Es decir, comprobar salida de humos, dimensiones del cuarto donde se situará la caldera… Si quieres, escríbenos por correo electrónico a info@metria.es contandonos más detenidamente tu caso e intentamos ayudarte. Un saludo.

beatriz

says:

el local tiene 55×55 y tiene salida de humos, pero lo que no se si en peluquerías por trabajar con químicos y productos que contienen gas se puede poner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *